miércoles, 23 de octubre de 2013

Salirse de la Convención Europea de Derechos Humanos no es el camino

La imagen de la jornada

Fuente: El Diario
Con clara inspiración en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Europea de Derechos Humanos tiene por objeto proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas sometidas a la jurisdicción de los Estados miembros, permitiendo un control judicial del respeto de dichos derechos individuales. En una época de derechos venidos a menos, con la creciente amenaza de rancios extremismos, cuando el distinto -ya sea de procedencia o de pensamiento- vuelve a ser señalado como el problema, la existencia de organismos que velen por los derechos humanos es más necesario que nunca. La sociedad ha de entender que el drama vivido por las víctimas no puede ser jamás un argumento válido para exigir la salida de España de la Convención Europea de Derechos Humanos; no, porque los estados de derecho no pueden basar su justicia en la simple venganza.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada