jueves, 24 de octubre de 2013

Diccionario de la Crisis: precariado

precariado.

1. m. Gente formada a la que le prometieron (en la escuela, en la universidad, en la televisión, en los anuncios, en el ejemplo de los que tienen suerte) un mundo divertido, cómodo y creativo que nunca llega. Son los que han visto cómo la escalera por la que subían ha sido pateada por los que llegaron antes. Pero no parecen tener todavía prisa (como sí la tuvo la clase obrera desde finales del XIX). Son gente con cierta red familiar (que se sostiene crecientemente con los abuelos pero que también está precarizándose), con una formación que les permite soñar con un futuro laboral luminoso (cosa que no haría un proletario tradicional, condenado a un realismo inclemente), son mujeres y jóvenes (en sociedades donde las mujeres están luchando por lograr un espacio de igualdad y diferencia, y donde existe un aumento de la esperanza de vida que alarga la juventud hasta los cuarenta), son receptivos a los mensajes de rebeldía e inconformismo heredados del 68, son urbanitas (resultado del éxodo del campo a la ciudad desde los años 60 del siglo XX) y, por tanto, sujetos a la condición paradójica de estar profundamente conectados a las redes, al tiempo que desconectados del mundo real.*


[*] Definición propuesta por Juan Carlos Monedero en "‘Precariado’, o la frustración en el capitalismo del deseo". La Marea, 13 de septiembre de 2013.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada