martes, 17 de septiembre de 2013

Botín y Rato: una nueva vuelta de puerta giratoria

La imagen de la jornada

Fuente: El Diario
A estas alturas poco puede extrañarnos que Rodrigo Rato sea fichado -de nuevo- por Emilio Botín para el Consejo del Banco de Santander. Se trata de un ejemplo más de las puertas giratorias tan socorridas para la casta política española. Numerosos ex-altos cargos de las administraciones españolas acabaron fichados por grandes compañías, incluso los ex-presidentes Aznar y González forman ahora parte de consejos de administración de grandes empresas en cuyas respectivas privatizaciones influyeron notablemente. A estas alturas, ¿qué político se atrevería a gobernar en contra de los intereses de empresas que podrían asegurarle un puesto multimillonario? Se trata de otra forma de corrupción, más sutil que la meramente monetaria, la que implica el secuestro de las decisiones políticas por parte de los grandes poderes industriales y financieros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada