domingo, 22 de septiembre de 2013

Alemania vota por el "austericidio", el Gobierno de España lo aplaude

La imagen de la jornada

Fuente: Terra
Al establishment alemán le ha venido de perlas el mito forjado alrededor de los estados periféricos de la Unión Europea, tachados de irresponsables y despilfarradores ante la autootorgada eficiencia germana, asimismo identificados como un indeseable lastre que frena a la economía del Estado centroeuropeo. Así, Angela Merkel -y las políticas que representa- vuelve a ser identificada como el mal menor para que las deudas de los demás no la acaben pagando los ciudadanos alemanes. Lo que no se dice en Alemania -ni en España- es que la austeridad es poco más que la herramienta impuesta por los grandes poderes financieros europeos para proteger sus intereses, mientras condena a la población europea -también la alemana- a ser cada vez más pobre. En última instancia, Merkel continuará siendo el agente encargado de ensanchar la brecha entre ricos y pobres, dividiendo interesadamente a estos últimos entre quienes despilfarran y las víctimas del despilfarro. A todo esto, a los gobernantes de la periferia sólo les queda aplaudir como gesto de sumisión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada