martes, 30 de julio de 2013

Mariano en el país de las maravillas sanitarias

La imagen de la jornada

Fuente: Público
Sorprende la tranquilidad de Mariano Rajoy al afirmar que las reformas económicas que su gobierno ha impulsado han salvado de la quiebra al Sistema Nacional de Salud. Desde luego, la percepción que tiene gran parte de la ciudadanía es bien distinta. Quizás sea porque, a diferencia de los rectores de este país -que hacen uso esclusivo de la medicina privada-, el ciudadano de a pie va a centros de salud y hospitales públicos, donde comprueba que los profesionales sanitarios tienen cada vez menos medios y de peor calidad, mientras sus sueldos menguan y sus horas de trabajo aumentan. La realidad es que, con este gobierno, el derecho a la salud ha dejado de ser universal, negándose a quienes no cotizan o trabajan sin papeles. Dicho esto, da la impresión de que Rajoy no se refería a España cuando presumía de haber consolidado su sanidad pública como una de las mejores del mundo. Aunque también puede ser que ahora pretenda hablar bien de la sanidad para hacerla más atractiva a posibles compradores privados.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada