jueves, 25 de julio de 2013

Hilillos de plastilina en Gansu

La imagen de la jornada

Fuente: El Economista
Resulta lamentable que el Gobierno, ante una tragedia del calibre del accidente de tren en Santiago de Compostela, escriba un mensaje de condolencias tan poco cuidado, con tan poco respeto hacia víctimas y familiares, que, fruto del copiar y pegar, llega a incluir un párrafo de las condolencias enviadas a las autoridades chinas tras la reciente tragedia de Gansu. Un ridículo que evoca inevitablemente a la desafortunada explicación de los "hilillos de plastilina" del Prestige, otra catástrofe que sacudió a Galicia. La cuestión no es la liturgia de los comprensibles días de luto nacional ni las visitas a la zona del siniestro por parte de altos cargos políticos, sino la necesidad de depurar responsabilidades para que cosas así no vuelvan a ocurrir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada