lunes, 8 de julio de 2013

El sacrificio de Snowden y la sociedad dormida

La imagen de la jornada

Fuente: RT
Tal como han ido contando algunos medios, Snowden tenía una vida cómoda, sin problemas reseñables, a la cual renunció valientemente espoleado por su sentido de la justicia. En palabras de su padre, quería "convocar al pueblo estadounidense para confrontar el creciente peligro de la tiranía". Sin embargo, como él mismo temía, "la gente verá en los medios todas estas revelaciones, sabrán que [...] el Gobierno se va a otorgar poderes a sí mismo, de manera unilateral, para crear un mayor control sobre la sociedad estadounidense y la sociedad global. Pero no va a estar dispuesta a asumir los riesgos necesarios para levantarse y luchar para cambiar las cosas". Lamentablemente, el tiempo ha confirmado sus peores pronósticos y el pueblo en Occidente apenas ha protestado ni pedido explicaciones; ahí sigue dormido, narcotizado por el consumismo y la falsa sensación de democracia cuando, contradictoriamente, quienes dicen defenderla -y defendernos- dedican recursos a espiarnos, a violar nuestra privacidad. ¿Por qué no despertamos de una vez?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada