lunes, 14 de abril de 2014

La legalidad y la dignidad de una bandera

La imagen de la jornada


Fuente: Europa Press
Mucho parece preocupar a algunos que, por el simple motivo de exhibir banderas republicanas, España se retrotraiga a los años 30. Máxime cuando esta derecha rancia está consiguiendo a base de autoritarismo y de malinterpretar el concepto de mayoría absoluta revivir los peores años 50, 60 y 70. Por mucho que aquéllos repitan que la bandera tricolor es ilegal, hay que recordar que su exhibición está amparada por los artículos de la Constitución que consagran la libertad ideológica y la libertad de expresión, tal como corroboró una sentencia del 15 de diciembre de 2003 de la Sección Novena de la Sala de Lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. No nos equivoquemos: lo que realmente preocupa a esta gente no son las cuestiones legales de un trozo de paño tricolor ondeando al viento, sino los valores que puede representar, como el de la dignidad de un pueblo que en aquellos años 30 decidía ser dueño de su propio destino y a la que ahora, es estos momentos, vuelve a aspirar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada