domingo, 25 de agosto de 2013

Diccionario de la Crisis: populismo punitivo

populismo.

~punitivo
1. m. Manipulación de las bajas pasiones de la ciudadanía a través de los medios de comunicación de masas -fundamentalmente programas de televisión que hacen caja con el dolor de la gente humilde- mediante la instrumentalización de crímenes de actualidad -como violaciones, parricidios o lo que haga falta- para crear la sensación general de que las cárceles son hoteles y de que en este país sale barato matar. La consecuente consternación popular será aprovechada por algunos partidos políticos para introducir medidas en el Código Penal como la cadena perpetua, sin tener en cuenta los numerosos estudios que indican que ni la cadena perpetua ni la pena de muerte sirven para reducir delitos, olvidando que cualquier pena debe tener como función la reinserción y no el castigo, como afirman todos los penalistas demócratas. La legislación de este tipo de medidas está fundamentalmente encaminada a ganar votos -a costa del miedo inducido en la población-, además de la eventual introducción de cambios adicionales en las leyes penales como el endurecimiento de los castigos contra quienes protestan. Lo que nadie dice es que, desde hace siglos, hay algo que no ha cambiado: a la cárcel van masivamente los pobres, mientras que los delitos económicos más graves gozan de una escandalosa impunidad.

[*] Definición basada en el monólogo de Pablo Iglesias Turrión "Hipócritas católicos, hijos del franquismo, gobiernan este país" en La Tuerka del 1 de noviembre de 2012.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada