domingo, 12 de octubre de 2014

La fiesta nacional de un país en manos de poderes extranjeros

La imagen de la jornada

Fuente: Público
Otro 12 de octubre, otro dispendio para un país en crisis que asciende a 800 mil euros para un desfile a los que habría que sumar el coste de la exhibición aérea del día anterior. Todo para celebrar una fiesta nacional de un país cuya soberanía se encuentra en manos de poderes extranjeros, salpicada de casos de corrupción y desgobierno, de vergonzosas estadísticas que nos sitúan a la cola de Europa en cuanto a desempleo juvenil y pobreza infantil, de legendarios brotes verdes y raíces vigorosas de recuperación económica que luego resultan ser humo, cuando se descubre que la mayor parte del empleo creado es fundamentalmente precario, mientras los ricos son cada vez más ricos. En estas circunstancias poco hay que celebrar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada