viernes, 2 de enero de 2015

Por fin una dimisión, aunque sea por dejar a unas miles de personas sin las uvas de nochevieja

La imagen de la jornada

Fuente: El País
En apenas 24 horas, mucho se ha hablado de la desastrosa no-emisión de las campanadas de Fin de Año de Canal Sur en Andalucía. Tal ha sido el impacto en las redes sociales que incluso ha supuesto la dimisión del director de Emisiones y Continuidad de la cadena, lo que nos demuestra que dejar a unas miles de personas sin comer las uvas a medianoche es mucho peor que condenar a una mayoría social a la precariedad. Si la torpeza y la inoperancia per se fuesen condiciones de cese, ¿cuántas dimisiones hubiéramos presenciado en el saliente 2014?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada