sábado, 6 de diciembre de 2014

"Sin miedo, sin nada que perder, no nacimos para resistir, nacimos para vencer", otro himno

Otro himno escrito por Los Chikos del Maíz[1]. ¿Quién puede quedar indiferente ante unas letras que apuntan directamente a la conciencia que todo trabajador debiera tener bien despierta? Quizás aquellos que aún dicen con extraño orgullo que no quieren saber de política, quienes el "el debate es si Casillas debe ser titular". Pero, como los Chikos nos recuerdan, los tiempos cambian y la clase obrera, poco a poco, va abriendo los ojos "sin miedo, sin nada que perder".

Hoy se ha vuelto a suicidar una persona
justo el día en el que iba a ser desahuciada
Mientras, el presidente del banco en cuestión,
sonríe en su mansión mientras brinda con cava
Y no pasa nada, mañana será otro día
en el que será indultado otro policía
que golpeó a un inmigrante en comisaría
y disparó contra el manifestante a sangre fría

Pero en la barra del bar
el debate es si Casillas debe ser titular,
no están comentando nada de estallido social
porque la realidad es que nos queda mucho por andar
Porque la tele nos maneja
y te dicen ama a tu país, pero odia a Venezuela
Y el pobre cree la falacia,
no se da cuenta que el pobre no tiene patria
Pero los tiempos cambian y la clase obrera sangra
Normal si ya hablan, normal que los ojos abran,

normal que quieran cambiar el Estado que oprime,
normal que poco a poco la violencia legitimen
Porque se está acabando el tiempo,
y el hambre no entiende de prima de riesgo,
por ello la rebeldía es un derecho,
por ello hay que gritar soberanía del pueblo
Recuperemos lo que es nuestro
¿Qué sabrá el burgués de dolor y sufrimiento?
¿Qué mierda sabrá el burgués de pluriemplearse para llegar a fin de mes?
Pero nos quieren asustados, dóciles, callados, entre nosotros enfrentados
  y, en lugar de derrocar al amo, pasamos la vida luchando entre los esclavos
  Y el miedo es nuestra condena
pero mira no hay nada que perder salvo las cadenas
Y si hay hambre y frío no tengamos miedo,
que hay pisos vacíos
y supermercados llenos

Venimos de la larga noche
Los Invisibles,
hombres y mujeres libres,
por nuestros abuelos,
no vine a ser marginal, yo vine a asaltar los cielos
Sin miedo, sin nada que perder,

no nacimos para resistir, nacimos para vencer
Por nuestros abuelos,
no vine a ser marginal yo vine a asaltar los cielos

Toma nota, siéntate y disfruta
lo siento hater, nací sargento no recluta
tenemos la batuta, espíritu okupa
quemar un cajero mola, expropiar el banco hace más pupa.
Mierda que atrapa como Saïan Supah
Yo recorriendo el mapa tu poniéndome la lupa,
Cañete la chupa a la Troika y vende la soberanía

Elena Valenciano es una estupa
Grandes falacias como Utah
Mi referente es Fidel Castro y el tuyo Barbijaputa
Prensa progre, vive el romance,

Ignacio Escolar un mercenario a sueldo de Pedro Sánchez
Concédeme un instante,
en Palestina el alto el fuego, en Siria pediste tanques
No somos principiantes
Ejército de replicantes que se expresa
vía periodismo de empresa
La democracia no es Ferraz, es nacionalizar Endesa
No más presos ni presas por motivos políticos
No más burgueses, no más burguesas
Guillotina para Rato y Blesa
Hartos de promesas, de príncipes, de princesas, de parásitos,
demasiados imbéciles

Anita Pastor es limpiabotas del régimen 
Y en Damasco, yihadistas financiados
 En el País Vasco, líderes encarcelados, como Otegui, son 5 años ya joder
No nacimos para resistir, nacimos para vencer
Y desaparecer la explotación, los CIES, los abusos
del FMI contra los pobres del mundo,
los comunes
El IBEX 35 es terrorismo que no va a quedar impune.

Venimos de la larga noche
Los invisibles,
hombres y mujeres libres,
por nuestros abuelos
no vine a ser marginal, yo vine a saltar los cielos.
Sin miedo, sin nada que perder,

no nacimos para resistir, nacimos para vencer
Por nuestros abuelos,
no vine a ser marginal yo vine a asaltar los cielos




[1] "Los Invisibles" del álbum La Estanquera de Saigón (2014) de Los Chikos del Maíz.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada